Tinte para el pelo
cruelty free

Cómo teñir nuestro cabello con productos no testados en animales

Teñir el cabello probablemente sea la acción que más daño ha causado a animales a lo largo de toda la historia.


Los tintes comerciales, al estar compuestos por ingredientes como la parafenilendiamina (PPD) que irritan la piel y producen reacciones alérgicas, necesitaban ser testados en animales previamente.


Pero gracias a que el mundo por fin está despertando poco a poco, teñir nuestro cabello con productos cruelty free es posible.

Conoce (casi) todas las marcas que
no testan sus productos en animales

Mascarilla matizadora natural para el pelo

¿Productos naturales para aclarar el cabello de forma natural?

Productos veganos para el pelo

Tinte natural para el pelo

Tipos de sérum para el pelo

Diccionario no testado en animales
Aprende conceptos con nuestro diccionario cruelty free.
Ecotint tinte natural para el pelo
Cabello

Ecotint, tinte natural para el pelo

En la búsqueda de un tinte natural y vegetal, encontramos la marca Ecotint. Un tinte sin amoniaco ni derivados del petróleo que, gracias a su asociación de vitaminas C y

tintes naturales no testados en animales
Cabello

Tintes no testados en animales

Tintes naturales cruelty free La coloración natural es mucho menos agresiva para nuestro cabello ya que no contiene amoníaco ni oxidantes. Además, revitaliza el cabello, aportando volumen y brillo. https://www.youtube.com/embed/IPeOCDqiBzg

Consigue GRATIS tu guía #CrueltyFree

La pregunta es sencilla: ¿Es necesario testar productos de belleza en animales antes de comercializarlos? NO. Y esta guía con más de 100 marcas que no testan sus productos en animales son la prueba.

Sobre nosotras

Nuestro objetivo cuando entres a nuestra web es que a continuación observes a tu mascota y te preguntes qué lo diferencia del que está pasando por la situación de que experimenten con ellos;  independientemente de si es un conejo, perro, gato o animal que sea. Nada lo hace ser distinto ni nada justifica el maltrato que sufren.

Laura y Lorena